Unidos por el agua

EPM

EPM conecta a los servicios de acueducto y alcantarillado a los habitantes que se ubican generalmente en asentamientos informales y están asociados a medidores comunitarios que actualmente no cuentan con estos servicios. Estos hogares acceden al servicio de EPM informalmente a través de conexiones no legalizadas y redes artesanales construidas por la comunidad, las cuales no cumplen con las condiciones de calidad y continuidad y ponen en riesgo los territorios por las aguas residuales que se filtran y circulan por los terrenos. La solución que EPM implementa es el suministro de agua y evacuación de las aguas residuales, donde EPM construye redes no convencionales para ambos servicios en el sector, sin costo para los usuarios en forma provisional de acuerdo con el Decreto 1272 del 28 de julio de 2017. EPM realiza la operación y el mantenimiento de las redes y el acompañamiento social a la comunidad en general. Con los habitantes de estos territorios se generan diferentes espacios de encuentro, con los que buscamos que la población del área de influencia del programa, sea parte activa en el desarrollo de la intervención y se empodere del sistema para su sostenibilidad. Es así como se da participación a líderes, grupos organizados, niños, adulto mayor y comunidad en general, a través de temas relacionados con el uso eficiente, cuidado del medio ambiente, corresponsabilidad, liderazgo, mitigación del riesgo, entre otros, que contribuyen al desarrollo de competencias ciudadanas. Durante el 2016 y 2017 se intervinieron técnicamente los sectores de: Altos de la Virgen, Olaya Herrera, Álamos, Carpinelo, Versalles, Villatina y Carambolas,   para un total de 3.400 familias beneficiadas. En 2018: La Honda, La Cruz, Versalles 2ª etapa, Bello Oriente, Las Esmeraldas y Nueva Villa de Iguaná.